HOMENAJE EN FORMA DE RELEVAMIENTO FOTOGRAFICO DE LAS OBRAS EN PIE DE LOS ARQUITECTOS NACIDOS EN ITALIA Y EN LA REGION DEL TICINO (CANTON DE LA SUIZA ITALIANA) QUE LE CAMBIARON LA FISONOMIA A BUENOS AIRES ENTRE 1880 Y 1930. SON ARQUITECTOS NO TAN DIFUNDIDOS COMO PALANTI, COLOMBO O GIANOTTI, PERO QUE DEJARON BELLAS E IMPACTANTES OBRAS DEL ART NOUVEAU, EL ECLECTICISMO Y EL NEOCLASICO PORTEÑO.
ESTE BLOG PERTENECE A UNA RED DE DIFUSION DEL PATRIMONIO PORTEÑO POR EL BICENTENARIO IMPULSADA POR ALEJANDRO MACHADO.
blogs-patrimoniales.blogspot.com

CONTACTO: alejmachado@gmail.com


Los siguientes arquitectos tienen Blog individuales, pero forman parte de este colectivo de profesionales itálicos:
Francesco Terencio Gianotti http://www.francescogianotti.blogspot.com


OMAGGIO IN FORMA DI INDAGINE fotografiche di edifici in piede o demoliti di ARCHITETTI NATI IN ITALIA E NEL regione Ticino ( Svizzera Canton ITALIANO ) che ha cambiato la fisionomia a Buenos Aires tra il 1880 e il 1930. ARCHITETTI NON SONO diffusa come , Architetti PALANTI COLOMBO O GIANOTTI , ma ha lasciato scioccante e opere NOUVEAU FINE ART , l'eclettismo e neoclassica porteño . QUESTO BLOG APPARTIENE A Rede Porteno PATRIMONIO guidato da ALEJANDRO MACHADO . blogs-patrimoniales.blogspot.com CONTATTO: alejmachado@gmail.com

jueves, 20 de agosto de 2009

Arquitectos Rodoldo Fasiolo y Jacobo Pedro Storti / Prov. de Entre Ríos / PARANÁ / Buenos Aires 256 / Biblioteca Popular / (1910)

Dibujo Original de Fasiolo y Storti (Gentileza G. Storti)

Foto: El diario de Paraná

Fotos: A. Machado


Fuente web: http://www.inventario22.com.ar/
Sin lugar a dudas, luego del Teatro 3 de Febrero, es la segunda en importancia en Paraná ya sea por su tamaño como también por su valor arquitectónico y estético. Pero, como está ubicada en el primer piso del edificio, llegar hasta el lugar no es tan fácil ya que hay que subir una larga escalera de peldaños de mármol lo que significa un obstáculo para las personas de edad avanzada o con algún tipo de discapacidad física.
Por eso, la comisión directiva de la institución se encuentra realizando una colecta con el objetivo de instalar un ascensor que posibilite el fácil y rápido acceso a la sala.
La idea es colocar el aparato en una oficina de la planta baja y evitar daños o alteraciones en el edificio, que fue declarado Monumento Histórico Nacional por el Congreso de la Nación por la ley 26.116 del año 2006.
“Hemos consultado a arquitectos para encontrar la mejor manera de ubicar el ascensor. Así se proyectó que esté en la oficina que actualmente ocupa la Presidencia y se abrirá el techo para que llegue al primer piso. Desde afuera no se verá ningún cambio”, explicó a EL DIARIO Tristán Uranga, presidente de la Comisión Directiva.
El costo de esta obra superará los 100.000 pesos según el presupuesto que ha sido elaborado.
Para reunir esos fondos, la entidad está recibiendo donaciones de socios y vecinos además de aportes de otras instituciones de la ciudad. También, están gestionando subsidios a nivel provincial y nacional.
“Para comprar el terreno donde actualmente funciona la biblioteca se hizo una colecta popular, en el año 1908. Por eso queremos que la gente participe y estamos haciendo una campaña de difusión en todos los espectáculos que se brindan en la sala para que la gente haga los aportes que pueda. También, están postergadas alguna reuniones para conseguir subsidios estatales”, manifestó Uranga.
Con esas contribuciones, además de un porcentaje que se destina del canon por alquiler de la sala, ya se han reunido alrededor de 25.000 pesos.
“Hace un poco más de un año que estamos con este proyecto. Hay que tener en cuenta que el problema que tenemos las ONG es que el tiempo que le podemos dedicar es limitado, ya que tenemos nuestras ocupaciones particulares”, hizo notar.
Actualmente, la Biblioteca Popular del Paraná cuenta con aproximadamente 900 socios que con sus cuotas mensuales aportan una parte importante de los fondos que sostienen el funcionamiento de la institución.
“No es fácil conseguir nuevos socios, por eso estamos promocionando las ventajas de asociarse”, acotó Uranga.
Por otra parte, el responsable de la entidad destacó su importante patrimonio bibliográfico e informó que en la última edición de la Feria del Libro en Buenos Aires se compraron volúmenes por un valor de 7.000 pesos, con el 50% de descuento que beneficia a las bibliotecas populares.
Entre sus ingresos fijos, la biblioteca cuenta con dos subsidios: uno nacional, de 8.000 pesos anuales, y otro provincial, de aproximadamente 600 pesos mensuales.
Con esos recursos, la organización debe arreglárselas para mantener el edificio, pagar los gastos de funcionamiento, abonar sueldos, entre otras erogaciones.
“Tenemos que seguir manteniendo el edificio en buenas condiciones. Actualmente, hay algunas goteras por ejemplo”, señaló. Es que a pesar de que la biblioteca es un monumento histórico nacional eso no le significa recibir aportes especiales para contribuir a su mantenimiento.
La entidad tiene empleados propios y por un convenio especial, la Municipalidad aporta personal para limpieza y atención al público.

Inscripción de socios
Mediante el pago de una cuota mensual, los socios están habilitados para retirar libros, ya sea a domicilio o por consultas en la sede. Además, se benefician con descuentos especiales para asistir a actividades que organiza la biblioteca. Los interesados en recibir mayor información pueden consultar en Buenos Aires 256 o al teléfono 4313014.

Comienzos
El 1 de marzo de 1873, un grupo de ciudadanos paranaenses se convocó para crear una asociación civil sin fines de lucro que fundara la biblioteca popular.
Es una de las instituciones de promoción de la cultura más antigua del país. El edificio que ocupa actualmente fue inaugurado en 1910 y es una obra destacable por su belleza y valor arquitectónico. Hasta ahora, es la primera y única sede de una biblioteca popular en el país que ha sido declarada Monumento Histórico Nacional.
En 1877, su patrimonio bibliográfico llegaba a los 904 volúmenes. En 1908 pasó a contar con 6.373, 20.000 en 1936; 41.631 en 1948 y más de 60.000 volúmenes en la actualidad.
En sus comienzos, la biblioteca funcionó en la Escuela Normal; en 1904 se trasladó a un local de Buenos Aires y Urquiza y en 1907 a un salón propiedad de la Sociedad Española en la calle San Martín. Ese mismo año se adquirió el terreno en el que se levantaría el actual edificio en la calle Buenos Aires 256, inaugurado el 27 de mayo de 1910.
Por sus salones pasaron Juan Ramón Jiménez, Luis Jiménez de Asúa, Lanza del Vasto, Angel Ossorio y Gallardo, Margarita Xirgu, Belisario Roldán y muchos otros representantes de la cultura universal.
Además, fue sede de una de las comisiones de la Convención Nacional Constituyente de 1994.
Fuente El Diario

link a la noticia de su declaracion como Monumento Nacional
http://www.compactodenoticias.com.ar/nota.php?id=8818

link a otra nota sobre la Biblioteca
http://analisisdigital.com.ar/noticias.php?ed=657&di=1&no=16621

No hay comentarios: